Tigre blanco en Loro Parque
Familia,  Viajes y ocio

VISITA EN FAMILIA AL LORO PARQUE

Este fin de semana hemos aprovechado unos días libres que le han dado a mi marido en el trabajo para hacer una visita exprés en familia al Loro Parque en Tenerife. Han sido unos días diferentes para nuestra familia y un pequeño entrenamiento de lo que nos espera en las vacaciones de verano con los enanos.

En un principio, mi idea era visitarlo en el mes de noviembre que celebramos dos cumpleaños, el de mi marido y el mío. Pero con el tiempo tan apetecible que hace en junio no podíamos dejar pasar la oportunidad.

El transporte

La forma más rápida de llegar es lógicamente en avión. Pero nosotros preferimos ir en barco por la utilidad de poder llevar todo lo que necesitamos en el coche.

En Canarias las navieras que operan son dos, Fred Olsen y Naviera Armas. Hemos elegido la primera por rapidez, limpieza y comodidad. En cuestión de precios no existe mucha diferencia, además nosotros al tener el título de familia numerosa nos hacen un buen descuento.

El alojamiento

Hotel cerca de Loro Parque
Hotel en Puerto de la Cruz

Para este corto viaje me decanté por reservar cerca del Zoo para no tener que hacer grandes trayectos. El hotel se llamaba Coral Teide Mar situado en el Puerto de la Cruz. Y estaba formado por 120 estudios y apartamentos rodeados por 4000 m2 de jardines subtropicales, una auténtica maravilla de la naturaleza. Además, para no tener que cocinar contratamos la media pensión y así poder desayunar y cenar en el restaurante tipo bufet que aloja el hotel.

El Zoológico

Entrada al Loro Parque
Entrada principal del Loro Parque

El zoo se encuentra en la parte norte de la isla, en una zona costera del Puerto de la Cruz. Aunque hay un tren que va pasando por los hoteles de la zona en busca de los turistas que quieran visitarlo. Nosotros siempre preferimos llevar nuestro coche para no estar pendiente de horarios.

Un elemento a tener en cuenta son los Shows, ya que tienen unos horarios establecidos, así que si no quieres perderte ninguno tendrás que ir con todo planeado de antemano.

Lo primero que nos encontramos al llegar es una puerta de entrada estilo oriental, pues nos adentramos en el Pueblo Thai. Seguidamente caminamos por un puente en el que podremos observar ejemplares de carpas koi. Además de poder echar nuestra suerte en la boca de una figura de metal con la forma de una carpa.

Puente de entrada al Loro Parque
Carpas koi

Luego está el lugar donde te hacen la foto de recuerdo para que la recojas, previo pago de 6 euros, a la salida. Si bien hay unas flechas en cada esquina que te van indicando cada espacio para que no te pierdas, lo mejor es tener en la mano el plano que te dan en la entrada. Nosotros fuimos un poco a lo que mi hijo de ocho años se le ocurría en el momento, siempre guiándonos de las distancias entre un área y otra.

Comenzamos viendo a los gorilas, que en este caso sólo pudimos ver a uno. Cuando te acercabas a verlo te miraba, y aunque parezca de película, se daba golpes en el pecho mientras corría. Mi hijo pegó un brinco del susto que le dio.

Seguimos hacia el Planet Penguin, en el que entramos por el túnel de hielo donde nos encontramos con cuatro especies de pingüinos (Papúa, Rey, Saltarrocas y Barbijo). Aquí la temperatura baja, porque han intentado hacer una réplica del hábitat del antártico.

Orcas del Loro Parque
Show Orca Ocean

A continuación vimos el de las orcas, donde si no quieres mojarte te aconsejo que te sientes bien arriba en las gradas, o si no tendrás que ponerte un chubasquero que te ofrecen nada más sentarte en las primeras filas. Este show es emocionante porque te cuentan la historia de cómo han llegado los miembros de la familia de las orcas al zoo.

Después nos dirigimos a ver el show de los delfines. Es un show que, a la vez de ser precioso, es didáctico, ya que te enseñan sus hábitos alimenticios, su anatomía y cómo se comunican entre ellos.

Zona de picni Loro Parque
Zona de descanso

Aquí hicimos un descanso en uno de los restaurantes del zoo. Tienes mucha variedad donde elegir en este aspecto. O también puedes llevar para hacer picnic en las zonas habilitadas de las que dispone el lugar.

Otro show que no te puedes perder es el de los embajadores del zoológico, los loros. Es un espectáculo muy entretenido tanto para los adultos como para los niños/as.

En este punto decidimos no ver más shows porque teníamos que esperar más de una hora para el siguiente pase. Y ya fuimos por libre a ver a los tigres blancos, los osos hormigueros y demás animales que nos íbamos encontrando por el camino.

Osos hormigueros en el zoo
Osos Hormigueros

Creo que el Lion’s Kingdom se merece una mención aparte porque es relativamente nuevo (por lo menos en nuestra última visita hace unos años no estaba). Había dos leonas y un león durmiendo en unas rocas enormes que imponían bastante respeto.

Finalmente llegamos al impresionante acuario en el que pareces estar dentro del propio océano. Donde pudimos ver preciosos arrecifes de coral, medusas que brillaban en la oscuridad, o un asombroso túnel de diferentes especies de tiburones.

Túnel del acuario
Acuario

El zoo tiene muchas más cosas por ver, pero tienes que ir con la idea de echarle muchas horas, y como dije antes, con planificación. También es verdad que nosotros con los niños no aguantamos más de las cinco horas que estuvimos.

¿Y tú, has visitado el zoo de Tenerife? Cuéntame tu experiencia abajo en los comentarios.

Aquí dejo el mapa para llegar al Loro Parque por si te animas a visitarlo.

comentarios

Me encantaría saber lo que piensas, así que no te cortes y déjame un comentario!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: