Salud

Probamos un termómetro auricular por infrarrojos

Probamos un termómetro auricular por infrarrojos

Hace poco mi peque de dos años tuvo un virus que lo tuvo con fiebres altas durante unos cuantos días. Así que, decidimos comprar un termómetro auricular por infrarrojos y probamos el de Chicco Comfort Quick. Con una sonda más pequeña que lo hace apto para medir la temperatura de recién nacidos (a partir de 4 semanas de edad) y la de niños y niñas.

Leer más

Compártelo
Ideas para que mi hijo coma bien

Ideas para que mi hijo coma mejor

Hoy cuento algunas ideas para que mi hijo coma mejor. Y ya sé que para algunos parece la mar de sencillo, verdad? Pues no lo es. La realidad es que para los padres que tenemos que pasar por esta odisea constante no es nada fácil.

Leer más

Compártelo
Ortodoncia removible para niños

¿En qué consiste la ortodoncia removible para niños?

Este verano a mi hijo de ocho años han tenido que colocar un aparato de ortodoncia, a causa del escaso espacio que tiene entre algunas de las piezas dentales. A continuación te paso a explicar un poco en qué consiste la ortodoncia removible para niños y nuestra experiencia en el ortodoncista.

Leer más

Compártelo
Revisión de los 18 meses

Revisión de los 18 Meses

La semana pasada mi tercer hijo cumplía 18 meses de vida, así que le tocó la revisión vinculada con la pediatra y la enfermera. Esto es así porque, mientras la pediatra observa al niño, la enfermera iba haciéndome preguntas sobre el niño. Por lo menos en mi centro es así, no sé cómo se harán en los demás centros, ni en otras comunidades autónomas.

El caso es que, aparte de la rabieta que coge mi hijo cada vez que lo subo a la dichosa camilla, y encima lo desnudo. Me sorprendieron un par de cosas, en primer lugar, me despistó la vacunación de los 18 meses, y es que ya no la hay, la han trasladado a los tres años de edad.

Ya había hablado en otro post sobre las vacunas de mis hijos, pero es que esta gente de la seguridad social está todo el día mareando la perdiz. Y que me lo digan a mí, que en esta revisión de los 18 meses, me he enterado de que tengo que pagar la última dosis de Bexsero aunque ya esté subvencionada, vamos, otros 100 euros más.

Y en segundo lugar, también me desconcertó que me volvieran a hacer multitud de preguntas, pues ya me las habían hecho hacía unos meses, y creía que ya estaba todo dicho. Entonces, la enfermera y la pediatra, me explicaron que era un test que le hacen a todos los niños/as entre los 6 y los 24 meses de edad. Para saber si existen indicadores sobre posibles problemas que puedan tener a la hora de aprender a hablar, en consonancia con sus habilidades sociales. Así sabremos si el desarrollo de nuestros hijos/as va por buen camino.

CUESTIONARIO DEL BEBÉ Y NIÑO PEQUEÑO (CSBS-DP)

El Cuestionario del bebé y niño pequeño es una herramienta que se ha estado utilizando desde el año 2002 para diferentes investigaciones sobre el desarrollo de los niños en edades comprendidas entre los 6 meses y los 24 meses de vida.

Se divide en varias secciones, y a grandes rasgos, se puede resumir de la siguiente manera:

  1. Parte introductoria donde se recogen los datos del bebé, junto con una breve descripción sobre cómo rellenarlo.
  2. Emociones y mirada: si está contento o triste, la interacción de las miradas mientras juega.
  3. Comunicación: cómo llama la atención para comunicarse con nosotros.
  4. Gestos: interacción a través de los gestos.
  5. Sonidos: realización de sonidos para llamar nuestra atención.
  6. Palabras: utilización de la palabras.
  7. Comprensión: qué entiende nuestro bebé.
  8. Usos de objetos: utilización de los objetos en los diferentes ámbitos.
  9. Parte final donde preguntan si nos preocupa algún aspecto del desarrollo de nuestro hijo/as.

Es un cuestionario muy fácil de contestar, pues al estar todo el día con nuestro bebé sabemos cada cosa que hace a cada momento. Si bien, este test lo hacen en el pediatra durante los primeros 24 meses de vida, en los años siguientes, hay diferentes cuestionarios que se van adaptando a las edades del niño/a.

CONTROLES RUTINARIOS EN LA REVISIÓN DE LOS 18 MESES

Una vez acabado el cuestionario, tocan las preguntas y controles rutinarios. Primero van las preguntas rutinarias:

  • Si sigo con la lactancia materna, va a ser que sí.
  • Si come pescado, carne, verduras, frutas y legumbres. Así es, pero a su manera.
  • Si la situación familiar en casa es la misma o ha cambiado. A la espera estoy de que mi hijo de 21 años se independice.
  • Si sigo haciendo colecho y cuántas horas duerme seguidas, aquí me tengo que reír. Es que el bicho sigue igual, pegado a mí como una lapa y durmiendo como máximo tres o cuatro horas seguidas.

De todos es sabido que a los niños no les gustan estas dichosas revisiones, pero es normal, a mí tampoco me gustaría que me toquetearan por todos lados mientras estoy desnuda tirada en una camilla de hospital. Pero esto es lo que ocurre en ellas:

  • Lo acuestan y le miran todos los orificios que haya en ese pequeño cuerpo.
  • Lo miden y lo pesan.
  • Le miran sus genitales, por si hay fimosis, aunque a esta edad todavía no hay porqué preocuparse, ni hacer nada tampoco.
  • Lo auscultan para ver si existe algún problema en su organismo.
  • Hacen que ande y ven si arquea las piernas o tiene pies planos. El mío tiene los pies planos, pero hasta los tres años no hay que hacer nada.

Y aquí termina la revisión de los 18 meses, corriendo como loco por toda la consulta para que lo coja en brazos.

Si tienes alguna inquietud o quieres aportar tu experiencia, deja un comentario, siempre será bienvenido.

Compártelo
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad