Los 13 mitos de lactancia materna

Los 13 mitos de lactancia materna más absurdos

Una madre lactante como yo escucha a diario frases que me pueden dejar en una duda constante de si lo estoy haciendo bien o mal. Visto que pasa mucho, voy a nombrar los 13 mitos de lactancia materna más absurdos que he oído. Pero antes vamos a ver un poco de el porqué de estos mitos y cuándo comenzaron a salir hasta de debajo de las piedras sin control alguno.

Corría la década de los 50 del siglo pasado cuando la industria de la fórmula artificial para lactantes comienza a atacar de forma feroz a la lactancia materna con campañas que desalentaron a las madres para que compraran el sucedáneo que ellos vendían. Tanto fue así, que el daño que se le hizo a la leche materna duró otras 3 décadas más.

Imaginaos la de cosas que se inventaban para desacreditar la lactancia materna, que todavía hoy siguen calando en nuestra sociedad muchos de los mitos que existen alrededor de la misma. Destruyendo numerosas lactancias que pudieron ser exitosas, incluso transmitidos desde los propios profesionales de la salud que nos atienden.

Por ello, la evidencia científica en estos casos es muy importante tenerla a mano para ofrecer la mejor información a las madres que desean dar teta a sus bebés. Siempre apoyando cualquier decisión que tomen respecto a sus lactancias.

La elección de alimentar a un bebé, ya sea con lactancia materna o artificial le concierne solo a la madre Clic para tuitear

Los 13 mitos de lactancia materna que te contarán

En los dos años de lactancia materna con mi tercer hijo he escuchado de todo, pero estos 13 mitos sobre ella que me han parecido los más absurdos y los he querido reunir aquí.

Si quieres tener una lactancia feliz y exitosa contacta conmigo aquí

1. La leche materna produce caries

Una de las peores frases dicha por una odontopediatra a la que acudí con mis dos hijos menores por un seguro privado. Asombradita me quedé cuando me estaba dando indicaciones de cómo limpiar las encías de mi bebé (en aquel entonces el peque solo tenía 6 meses), y me dijo que, si no se las limpiaba después de cada toma, incluidas las nocturnas, le saldrían caries. De hecho, no existe evidencia científica que avale semejante idea. Aquí puedes ver las conclusiones a las que ha llegado el Comité de Lactancia Materna de la Asociación Española de Pediatría.

2. Te usa de chupete

¿Por qué le sigues dando, si te usa de chupete? Esta la escuché de una peluquera a la que iba. ¿Ya sabes por qué dejé de ir no? Dar el pecho no solo es alimento es también dar consuelo a tu bebé en los momentos que más te necesita. Está demostrado que la crianza con apego crea a personas más seguras de sí mismas en el futuro.

3. Se te van a caer los dientes

Todavía estoy en shock con esta frase la verdad sea dicha. Las buenas personas que dicen esta barbaridad se basan en que el bebé absorbe todo el calcio de la madre para sus huesos. Pero no, no te asustes. Los dientes no se caen durante la lactancia. Es un mito más sin fundamento científico.

4. Hay que beber mucha leche de vaca

Cuando me quedé embarazada de mi último hijo tomaba bebida de soja y la ginecóloga me recomendó tomar leche de vaca. Si bien, sí que es importante el aporte de calcio durante la gestación, durante la lactancia no es necesario aumentar la ingesta de leche, ya que el calcio tiene unos niveles constantes en cualquier mujer, lacte o no. Por tomar más leche de vaca, la producción de nuestra leche no aumenta.

5. Si tomas bebidas con gas tu bebé tendrá gases

Luego que no digan que no tienen imaginación para hacer que una madre dude sobre su capacidad natural de amamantar a su bebé. Podría entenderse si la leche saliera como una bebida gaseosa, pero no es el caso. Ya lo sé, visto así parece una estupidez, y sinceramente lo es.

Nuestra amiga de Leche de mamá nos explica aquí de una manera muy sencilla por qué no pueden pasar los gases a la leche materna

6. La teta lo va convertir en un niño caprichoso

Hay muchas derivaciones de esta frase, como, por ejemplo, «está enmadrado», «va a ser una persona insegura por la teta», «vas a malcriar a ese niño», y un sin fin de etcéteras. Nada más lejos de la realidad. De hecho, hay estudios que confirman lo contrario, es decir, el apego seguro que propicia una lactancia continuada en el tiempo, contribuye en el desarrollo de habilidades sociales sanas tanto a corto como a largo plazo.

7. La llegada de la menstruación corta la leche

Ay las suegras y las abuelas! Ellas saben mucho de estos temas, ¿verdad? Pues no, en realidad vienen de la generación del biberón y no tienen ni idea de lactancia. Pero ojo, ellas lo hacen con la mejor de las intenciones (modo irónico ON). Si me has leído sabrás que estuve sin regla 22 maravillosos meses, aquí puedes leer cómo es estar sin regla durante la lactancia. Y que cuando me vino la bendita seguí sin ningún problema dando teta.

8. Si no te abrigas se te corta la leche

Parece ser que con este tema es que se te va a cortar la leche de cualquier manera. Otro de los ingeniosos mitos que escucharás, sobre todo en el sur de América.

9. Lo que sale por ahí ya es aguachirri (leche aguada y de mala calidad)

Creo que este es de los que más me molestan, porque ni siquiera se paran a pensar lo que dicen. Ven a un niño mayorcito, o no, pues en algunas ocasiones el bebé no tiene ni un año, y ya la leche no alimenta. Venga señores, seamos sensatos, ¿acaso saben cuál es la composición de la leche humana? O, ¿cómo es el funcionamiento biológico de la misma? La leche materna es un fluido vivo que se adapta a los requerimientos nutricionales e inmunológicos del niño a medida que éste crece y se desarrolla.

10. La cesárea retrasa la subida de la leche

Este más que un mito, es un error que se ha extendido a causa de los protocolos hospitalarios. En este sentido, hay que tener en cuenta que, para lograr establecer la lactancia, el piel con piel juega un papel muy importante en el nacimiento, tanto en un parto natural o por cesárea. Y dado que, la separación de madre-bebé en estos casos es muy alta, se ha difundido esta falsa creencia.

Si quieres ver cómo sí se puede conseguir una lactancia después de una cesárea, Taisa nos cuenta aquí su experiencia

11. Con la lactancia se te caen los pechos

Sigue siendo uno de los mitos que más me ha dejado marcada, porque por culpa de este tipo de frases, en mi primera lactancia (le di lactancia mixta a mi primer hijo durante 6 meses), tuve mucho complejo con mis pechos. Y la realidad es que el mayor cambio que sufren los mismos es durante el embarazo y no tiene nada que ver si lactan o no. Por otro lado, las alteraciones en los senos se deben al paso del tiempo, los factores genéticos o la cantidad de grasa corporal.

12. La leche materna es la causante de la costra láctea

Me atrevería a decir incluso que la culpa de todo es de la teta, o eso es lo que creen muchos. Ahora bien, las causas de la costra láctea o de la dermatitis seborreica, no tienen nada que ver con la alimentación del bebé.

13. Si coges nervios ya no tendrás más leche

El último de los 13 mitos más absurdos que he tenido que aguantar es sobre la supuesta incompatibilidad del estrés con la lactancia materna. A pesar de que la producción se puede ver afectada ante un disgusto que podamos padecer, lo hará de manera transitoria. Aunque no de manera tan radical, tan sólo puede llegar a disminuir un poco.

13 mitos sobre lactancia materna
Comparte en Pinterest este pin

Deseo creer que con el tiempo y la era de la información en la que vivimos, todos estos mitos sean desterrados de una vez. Para que las mujeres no se vean abocadas al fracaso en sus lactancias por culpa de los estos mitos.

23 comentarios en «Los 13 mitos de lactancia materna más absurdos»

  1. Es difícil desterrar estos mitos, curiosamente cuando se trata de ciencia todo el mundo olvida rápidamente consejos verificados por métodos científicos. Pero cuando se trata de ideas absurdas todo el mundo se apunta a mantenerlos. Misterios del universo.

  2. Algunos mitos ni los había oído, como lo de que por no abrigarte se te corta la leche. En cuanto a si la cesárea retrasa la subida de la leche, por experiencia ya te digo que no es verdad. Mi segundo hijo fue prematuro y me tuvieron que hacer una cesárea de urgencia. Me dijeron que me pusiese cuanto antes con el sacaleches para la producción de leche y la verdad es que enseguida empecé a tener leche, al principio muy poco y al tener al bebé en la UCIN se hace más duro, pero la leche sube. Ya te digo.

    1. Experiencias como la tuya ayudan a desmitificar estos mitos. Sin embargo, fíjate que todavía siguen que hasta el otro día una mamá del cole de mi mediano me decía muy convencida que a ella no le había subido la leche por la cesárea.

  3. Madremía no conocía que hubieran tantos mitos erróneos sobre la lactancia materna. Uno de los que más me han llamado la atención por lo ridículo el de tener caries y que tengamos que cepillar los dientes a un bebé de seis meses.
    Gracias por aclararnos todos los puntos y sobretodo normalizar la lactancia materna.

  4. Es tan ridículo todo y lo peor es que se sigan escuchando. Sé que te va que dar algo cuándo te cuente que justo el otro día a una amiga que está buscando guardería, la propietaria le dijo que si seguía dando el pecho le iban a salir caries a su hija. Terrible. Por supuesto se lo aclaré todo y le dije que jamás la llevara a esa guardería

  5. Hola! Un post muy interesante y necesario. Ma verdad que alrededor de la lactancia materna hay muchos mitos. Parece que todo lo relacionado con la teta es malo. Yo le dí casí 3 años al pequeño y escuché de todo. Con wl primero tuve una lactancia frustrada por un problema médico y el mal asesoramiento luego me hice asesora de lactancia y como cambió el asunto. Bs

  6. Lo pero de todo es que muchos de ellos los seguimos escuchando… y no de las «abuelas» Lo de que usan la teta de chupete o que sale aguachirri es de nota y ambos me los han dicho alguna vez, Algunos no los había escuchado pero es que ya me espero lo que sea. La verdad es que la gente se mete donde no la llaman y opinan de lo que nadie les ha pedido opinión… y más con la lactancia que es algo tan personal.

  7. Algunos de los mitos los conocía, otros no…. El que más tenía presente era el de que a cierta edad «lo que le das a tu hijo es agua», porque yo también pensaba que era cierto. Fue hasta que el ginecólogo me sacó de mi error diciéndome: si quieres y tienes ganas, puedes amamantar a tu hijo todo el tiempo que desees.

  8. ¡Madre mia! Fíjate. Pensaba que había oído cosas pero con algunas frases como las caries me has dejado KO ya. Una lastima que haya tanta desinformación aún. Sentencias que pueden hacer mucho daño en situaciones muy delicadas.

  9. Bueno… el de te usa de chupete me tiene hasta el moño… y como mi bebé tiene 8 meses también dicen que mi leche no le alimenta… en fin como bien dices Esperemos que poco a poco esta mentalidad valla cambiando,la lactancia materna es sin duda un regalo para nuestro bebé. El vínculo que se crea es maravilloso. Gran post! Un saludo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable Telva Rubido González .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios Webempresa.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en el Aviso Legal.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Scroll hacia arriba