La lactancia después de una cesárea
Blog de Maternidad,  Colaboraciones

La lactancia después de una cesárea

Le agradezco a Telva este espacio que me ha dado cuando me propuso intercambiar experiencias sobre la lactancia :-). Así que voy a contaros de mi experiencia con la lactancia como bi-madre, habiendo vivido además la lactancia en dos situaciones diferentes: lactancia después de cesárea, y con un bebé de bajo peso. Y lactancia tras un parto natural.

¿Quién soy?

Taisa - Las Aventuras de TaisaLo primero me presentaré brevemente. Soy Taisa, madre, informática y vivo en Alemania hace 4 años. Me dedico al diseño web y consultoría para emprendedoras y blogueras.

También tengo un blog de maternidad, en el que ofrezco información y consejos sobre crianza y vida en Alemania: Las Aventuras de Taisa.

Ahora, paso a contaros cómo han sido mis experiencias con la lactancia.

Preparación para la lactancia

Yo soy de esas personas que le gusta informarse mucho de todo lo que hacen. Y con la lactancia no fue menos ya desde el embarazo empecé a informarme a buscar en Internet y aprender mucho sobre la lactancia.

Sobre todo porque estaba estudiando un máster y mi idea era volver a incorporarme las clases en la universidad a la semana o dos semanas de nacer el bebé más o menos ya que quería acabar el máster durante la baja de maternidad.

Incluso empecé a asistir a grupos de lactancia en mi ciudad ya en el embarazo, por recomendación de la matrona.

En aquel momento, fue cuando empezaba a fomentarse de nuevo la lactancia, pero aún quedaba mucho camino. Una de las matronas (a punto de jubilarse) no estaba nada informada. Incluso me llegó a preguntar qué porque tenía interés en seguir dando leche después de los 6 meses, que ya no servía para nada. ¡Una matrona!
Por suerte aquella estaba por jubilarse, y la otra sí que estaba más al día.

Decir que yo estaba decidida por un parto natural, con lo que acabar teniendo una lactancia después de cesárea me pilló también por sorpresa.

Acabando en parto por cesárea

Y llegó el momento de nacer mi hijo. A pesar de que yo deseaba un parto natural, las cosas se torcieron y tuve un link parto por cesárea.

Además, me pusieron anestesia general…

Me desperté en una sala, sola sin mi familia ni mi bebé sin saber que había pasado. Ni cuánto tiempo había pasado… Y yo sólo podía pensar en que tenía que poner a mi bebé a la teta antes de las dos horas de haber dado a luz.

Realmente fue un mal trago para mi. Me costó superar la cesárea. Y sobre todo, la separación de mi bebé y el no haberle visto nacer.

Puedes leer más sobre mi experiencia con la cesárea aquí.

Lactancia después de cesárea

Lactancia después de una cesárea

Por suerte me desperté mucho más pronto de lo previsto y pude ponerle rápido al pecho. Unas dos horas fueron. Y no parecía ir mal.

El primer día sí que fue bastante complicado. Se empeñaron en que intentase darle tomas frecuentes… Pero mi hijo estaba torrado. A ver, uno de los inconvenientes de la lactancia después de cesárea, quieras que no, algo de anestesia podía haberle llegado. Y a un recién nacido, pues le afectaría, y estaba sobadísimo. Tenemos un video de más de 20 minutos intentando que se espabilase para darle teta.

Tuvimos un pequeño problema ya que al nacer tenía el labio inferior un poco hundido y le costaba un poco engancharse, pero apañábamos. Con el tiempo se le fue pasando.

Con un poco de ayuda de las matronas. Algunas más delicadas y otras menos. (¡¡Que empeño en tocar las tetas!! ¡Si me enganchas tú al bebé a la teta en vez de enseñarme, no aprendo!). Eso sí, una médico un poco seca pero que sabía lo que hacía me dio unos consejos geniales para usar el cojín de lactancia para dar pecho «a manos libres» y enganchar al bebé que me vinieron muy bien y que luego han sido mi gran herramienta para estudiar y trabajar desde casa.

Pero por lo demás, que el parto haya sido por cesárea no implica que no se pueda dar pecho o que tenga que haber problemas.

Principales complicaciones de la lactancia después de una cesárea

En resumen, los principales problemas que se pueden encontrar en una lactancia después de cesárea son:

  1. La separación entre madre y bebé. Aunque por suerte, las cesáreas van siendo más humanizadas, en muchos casos todavía hay separación. O en caso de que se aplique sedación como fue mi caso.
  2. Bebé amodorrado. Si ya de normal los bebés suelen estar muy cansados, en caso de aplicarse anestesias y más si se aplica sedación en la cesárea, puede afectar.

Un bebé de bajo peso

Ya en el hospital nos tenían el ojo echado, porque el bebé había nacido bajito de peso. Era justo su fpp con 40 semanas, y pesaba 2750.

Y perdió como unos 200 gramos me dijeron de darle un poco de leche de fórmula yo no quería para nada pero me insistieron y la daríamos al menos por sonda como relactador o jeringa y no en biberón. Eso sí la leche para ponerla en la zona de la tarjeta en un biberón que yo pedí por favor que se llevará en cuanto antes porque no me fiaba demasiado de mi suegra. Que si fuera por ella ya le hubiera arreglado un biberón antes.

Me dieron también la opción de ir a la sala de sacar leche del hospital para sacarme leche y darle de la mía en vez de fórmula. Y ahí se dieron cuenta de que realmente no era ni por asomo problema de producción ya que conseguí sacar 40 mililitros de leche de transición esto es una mezcla entre calostro y leche madura.

Por fin empezó a recuperar peso y ya nos dejaron marcharnos a casa al quinto día.

Lactancia después de una cesárea - Bebé de bajo peso - Pies de Bebé 15 días

Reflexión sobre el peso y los percentiles

Suelo recalcar lo del «Bajo peso» entre comillas. Porque lo del bajo peso, es algo que se empeñó en decir la pediatra que teníamos en aquel momento. Mi hijo ha estado siempre entre los percentiles 2 y 10. Más bien tirando siempre hacia abajo, en especial los primeros años.

Y realmente… Yo creo que es que él es así. Aunque tiene sus rachas, y sobre los 2 y medio se volvió un niño selectivo con la comida, de norma siempre ha comido relativamente bien en variedad y cantidad.

El problema, es que todo el mundo se preocupa cuando un niño es muy delgado.

Por suerte, di con Carlos González, sus libros y vídeos de charlas sobre percentiles me ayudaron mucho a entender mejor el tema del peso, la lactancia, y a mi hijo.

Lactancia con un bebé de «Bajo peso»

El problema de tener un bebé de bajo peso, es que todo el mundo se preocupa más. Y desde el primer momento, mucha gente incluida la pediatra como comentaba, me cuestionaban y sugerían darle refuerzos, o enseguida que empezase con los cereales. Me cuestionó el aplicar BLW también.

Aquí la suerte fue acudir a los talleres de lactancia de Amamanta en Valencia. Porque allí encontré el apoyo y confianza que necesitaba. Y debido a ello, acabé formándome como asesora de lactancia con la asociación Amamanta. Y así poder ayudar yo a su vez a otras madres, así como me ayudaron a mí en su momento.

Asesora de Lactancia

Comparando la lactancia después de una cesárea y tras un parto normal

Con mi segunda hija, pude conseguir un parto normal, PVDC en Alemania. Y pude ver algunas diferencias entre uno y otro.

El bebé no siempre pierde peso

Aunque mucha gente no lo sabe hasta que tienen un bebé, casi todos los bebés pierden algo de peso al nacer. Hasta un 10-12% puede ser normal. Y antes de 15 días suelen recuperar el peso de nacimiento. Eso entra dentro de lo normal y se le llama pérdida de peso fisiológica.

Y así, yo después de mi hijo, el curso de asesora, y mi experiencia ayudando madres… Me quedé con la idea de que siempre pasaba.

Pues bien, mi hija no perdió peso al nacer. Y esto sorprendió un poco a todo el mundo, no sólo a mí.

Eso sí, las diferencias entre ambos partos y lactancias fueron muchas. Porque mis tetas, son las mismas. XD

  • Por un lado, cada bebé es diferente. Además, yo estuve más relajada con la lactancia, tenía más experiencia y no hubo problemas de agarre.
  • Y por otro… el tipo de parto: Esta vez siendo parto vaginal, a término y espontáneo, con piel con piel inmediata y empezando la lactancia enseguida. Y además, me fui a casa esa misma tarde.

Diferencia en los signos para la alimentación complementaria

Otra diferencia que yo he notado, aunque pueda ser porque cada bebé es diferente, fue en el inicio de la alimentación complementaria.

Así como mi hijo quería tirarse a la comida desde los 4 meses… La mayor hasta los 7-8 meses no tuvo demasiado interés.

Yo lo achaco también a que en las cesáreas no se suele hacer pinzamiento tardío del cordón. Y a ver, si en apenas 10 minutos de meterme a quirófano ya le sacaron el bebé a mi marido, tampoco les dio mucho lugar.

Duración de la lactancia después de cesárea o parto normal

Con ambos bebés hemos tenido crisis de lactancia. Que aun sabiendo de qué va el tema

¿Alguna diferencia más entre lactancia después de cesárea?

La verdad es que yo en general, aparte de lo mencionado antes, no he notado mucha diferencia más. Al contrario de lo que algunas personas piensan, dar a luz por cesárea NO es un problema para la lactancia.

E incluso, para algunas madres, es sanador poder al menos dar pecho al bebé ya que no has conseguido un parto natural cuando era lo que querías.

Así que como consejo a futuras madres, mucho ánimo, informarse bien sobre la lactancia, relajarse y disfrutar la lactancia. 🙂

Y si tienes alguna duda o curiosidad sobre la lactancia en general, o sobre las cesáreas o la lactancia después de cesárea, puedes dejarla en los comentarios.

Me encantaría saber lo que piensas, así que no te cortes y déjame un comentario!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: