Jornada electoral de una madre lactante
Lactancia,  Maternidad

Jornada Electoral de una Madre Lactante

Nunca creí que siendo una madre lactante fuera a pasar por una jornada electoral.

En estado de shock es como me quedé desde que se me presentara un señor en la puerta de mi casa. Me dijera que tenía que ejercer de presidenta en la mesa electoral de las elecciones Locales y Europeas de este año. Y me me hiciera entrega de un librito que tuve que repasar unos cuantos días para quedarme con la copla. Todo ello a pocos días de que se celebrasen las elecciones generales.

Después de haber leído la noticia de la madre de Alicante que tuvo que dar de mamar a su niña de 10 meses en la mesa electoral. O a la de Pontevedra que le rechazaron el recurso donde presentaba informes médicos aludiendo la lactancia materna. A mí lo único que se me ocurre es agachar la cabeza y no rechistar. Que ojo que indagué en la normativa de exenciones, pero nada, no había manera de librarse. 

Pero, ¿cuáles son las causas por las que puedes justificar estar exento?

El texto que recoge la Ley Orgánica 5/1985, de 19 de junio, del régimen electoral general, donde aparecen las causas que puedes alegar. Podrás encontrar diferentes motivos según la procedencia. Si son relativas a tu situación personal, relativas a las responsabilidades familiares, o relativas a la situación laboral. En mi caso, la que me interesaba mirar era la relativa a la responsabilidad familiar y lo que encontré según el texto de la ley fue:

La condición de madre, durante el período de lactancia natural o artificial, hasta que el bebé cumpla nueve meses. La acreditación podrá realizarse mediante fotocopia del libro de familia o certificación del encargado del Registro Civil.

Imaginaos cómo se me quedó el cuerpo, pues muy mal después de analizar la situación del día en cuestión. Mi niño sin su teta todo un domingo entero, vamos más de 12 horas. Ya luego se me fue pasando con los días, cuando me enteré por familiares que les había tocado estar en una mesa electoral, que pudieron salir a comer una horita o así.

Aun así, me di un salto a la oficina de la Junta Electoral de Zona y me dijeron que podía excusarme por la lactancia, pero les dije que mi hijo tenía 15 meses. Entonces lo único que me quedaba por saber era si el padre podría traérmelo a ratos para darle su leche, y me contestaron que no había problemas.

CAMPAÑA EN REDES SOCIALES

Tampo quiero dejar sin mencionar la campaña que en redes sociales se llevó a cabo unos días antes. A raíz del caso de una de las madres lactantes arriba mencionadas, con el hashtag #EnLaMesaElectoral. Apoyado por las plataformas de ayuda a la mujer  MadresGuerreras y Plataforma Lactancia Informada.

Campaña en la mesa electoral

MI EXPERIENCIA LA JORNADA ELECTORAL COMO MADRE LACTANTE

Asimismo, paso a contar cómo fue mi jornada electoral como madre lactante.

Me levanté sobre las seis y media de la mañana para poder darle toda la lechita al bicho antes de irme y prepararme con tiempo. Cuando terminé de desayunar me despedí de mi familia y me fui con la sensación de que estaba abandonando al enano, pues era la primera vez que me separaba de él en toda su vida.

Ya una vez en la mesa electoral lo único que pensaba era en el momento en el que mi marido me trajera al niño. Cuando me lo trajo a media mañana el pobre estaba un poco desorientado e irritado. Es que no sabía lo que estaba pasando. 

A mediodía pude ausentarme e ir a mi casa a comer algo y de paso darle la teta y dormirlo. Más tarde mi marido me contó que se despertó nada más yo salir por la puerta. Se cogió una perreta de aúpa, pero bueno todo era por el deber.

La tarde fue pasando hasta que volví a ver a mi bebé un rato antes de cerrarse la votación. Aunque no estuvo mucho tiempo, porque como dije antes, el niño estaba bastante extrañado con la situación.

Hasta que llegó la noche y se terminó al fin el día. Que fue un poco más doloroso, ya que cuando llegué, el bicho me había estado buscando por toda la casa llorando. Casi se me parte el alma.

Finalmente lo pegué a mí y sentí como su carita cambiaba y se le ponían los ojitos de alivio, y ya pudimos descansar y descargar las emociones que nos había dado el día de ayer.

Y hasta aquí el día de las elecciones. ¿Cómo lo viviste tú?

comentarios

  • Fenrir

    En una sociedad deshumanizada cada vez más, la especial relación entre una madre y su hijo lactante es visto como una simple excusa para no acudir a una actividad política. Entiendo que las reglas deben ser para todos, pero para todos aquellos que buscan excusas, no para aquellos que tienen motivos sobrados y demostrables, como es el caso de una madre lactante. Tenemos que buscar una mayor compatibilidad y no criminalizar a una madre cuyo delito es alimentar a su hijo de la mejor forma posible. Un abrazo.

    • Madredetres

      El problema radica en que la lactancia materna es vista hoy en día como si de una moda se tratara, pero nada más lejos de la realidad. Es un un tema de salud pública que debería de tomarse verdaderamente en serio. Pero es muy difícil en esta sociedad en la que la mujer es tratada ya de por sí como si no formara parte de las decisiones que hay que tomar.
      Muchas gracias por un comentario tan útil, me ha hecho reflexionar más aun si cabía. Un abrazo.

  • Taisa | Las Aventuras de Taisa

    Tremendo la verdad. Ya de base lo de que le tenga que caer el marrón a alguien para ir a las mesas… Ya podrían poner listas de voluntarios, y que eligan de ahí al zar, que seguro habría gente que no le importaría… Pero siempre van a coger al que peor le viene parece.

    • Madredetres

      Claro, una lista de voluntarios o sacar del paro a gente que no tenga impedimento ninguno, sería ideal. En fin, que aquí se hacen las cosas de mala manera y tenemos que pagar siempre los más vulnerables.

Me encantaría saber lo que piensas, así que no te cortes y déjame un comentario!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: