Feliz cumpleaños

Feliz cumpleaños: bienvenida preadolescencia

Hoy es un día muy especial en casa, mi mediano cumple 9 años. Así que, le he dicho nada más levantarse esta mañana: ¡Feliz cumpleaños mi amor! Y luego me he dicho a mí misma: bienvenida preadolescencia 😅.

Aunque, he decir que esta epata en los niños, al igual que, en todas las demás, no tiene una fecha exacta. Ya mi hijo apuntaba maneras desde hace más de un año con pequeñas cosas que iban surgiendo. Como el, «mamá, ciérrame la puerta al salir que quiero estar solo».

Aquí te contaba como mi peque de dos años pasó por la temida crisis de los dos años.

Yo creo que todos hemos pasado por el miedo a que se hagan mayores, sobre todo cuando van llegando a esta edad. Pero, qué hacer ante ese temor. O sucumbes, o te armas de valor y sigues adelante con mucha paciencia y comprensión hacia ese niño que atraviesa una nueva etapa en la que está buscando su propia identidad.

Los cambios emocionales en la preadolescencia

En este tiempo he notado muchos cambios emocionales en mi hijo que a veces no he sabido gestionar, la verdad sea dicha. Sin embargo, tengo la suerte de contar con un compañero de viaje que sabe tomar las riendas cuando yo tropiezo.

Creo que al que más le cuesta asimilar la montaña rusa de emociones que hay en su interior es a mi hijo. Incluso para los adultos nos supone un mundo a veces, imaginaos para un niño de esta edad.

Sus conductas me sacan de quicio casi a diario, parece estar en continuo desacuerdo con lo que le digo. No obstante, tengo la experiencia del mayor y me coge algo entrenada para el combate emocional.

También, el hecho de que tenga una estabilidad familiar de la que no pudo disfrutar su hermano, hace que esta etapa de preadolescencia sea más llevadera. De todas maneras, Elliot tiene mucho más carácter que su hermano mayor, y esa característica juega un papel importante en el día a día.

¿Cómo ayudamos a nuestro hijo en esta fase?

Lo más importante es que nuestro hijo se sienta acompañado y comprendido por nosotros. Y para ello, hay que darle el valor que se merece a cada cosa que nos cuentan. Pues para ellos todo está intensificado y necesitan ser escuchados y ver que nos lo tomamos en serio.

Saber de lo que habla cuando nos está contando el nuevo nivel que ha construido en un juego, o saber de quién nos está hablando cuando nos dice que su amigo no ha querido jugar en el recreo con él. Es primordial para un buen entendimiento del proceso por el que pasan.

Por otro lado, a nosotros nos ha ayudado mucho compartir intereses o tener hobbies en común. Con el padre tiene los videojuegos (aunque yo también juego un poco a veces). Y conmigo, ha heredado la vena seriéfila y nos sentamos de cuando en cuando a ver alguna serie adaptada a su edad.

Al final, lo principal en esta etapa es saber negociar y ceder (no digo dejarle hacer lo que le dé la gana cuando quiere). Hay que saber que la preadolescencia es una parte del desarrollo de nuestros hijos que va a ser fundamental para su evolución como personas.

Feliz cumpleaños en tiempos de Coronavirus

Por otro lado, nunca me imaginé celebrar de esta manera, es decir, en estado de alarma por una pandemia que asola nuestro planeta. Así que, he visto oportuno contar un poco cómo hemos vivido la llegada de este día en nuestro calendario. En un principio, le explicamos a nuestro hijo que su cumpleaños iba a ser un tanto atípico, ya que no íbamos a poder celebrarlo de forma habitual. Como en los años anteriores, solíamos hacer una fiesta con todos los amigos de la clase del cole y venían algunos familiares. Esto ahora no va a ser posible.

Para nuestra sorpresa, el peque se lo tomó mucho mejor que nosotros si cabe. Nos dijo que no pasaba nada, y luego nos preguntó si iba a tener tarta. Yo le contesté que la vela la iba a soplar en su tarta de chocolate como siempre. La verdad es que fui un poco previsora y unos días antes de que nos confinaran en casa compré todo lo necesario para la fiesta en casa.

Solo hemos sido nosotros cuatro, mi marido, mis dos peques y yo, lamentablemente mi hijo mayor ahora no vive aquí y no pudo estar presente. No es que esté la cosa para celebraciones, sin embargo, creo que a los niños hay que mostrarles algo de normalidad dentro de esta locura.

El día no ha estado nada mal, hemos colocado unas luces navideñas de decoración, a petición de Elliot, y hemos preparado una tarta casera. Le hemos cantado feliz cumpleaños y ha recibido sus regalos con ilusión (sobre todo, un mensaje de audio que ha recibido de su mejor amigo a primera hora de la mañana felicitándolo). Hemos superado el día como superaremos todo lo demás con nuestros hijos, en familia.

Si quieres seguir leyendo más experiencias en mi maternidad tengo un nuevo canal en Telegram al que me gustaría que te unieras. Pincha en la imagen, únete y prometo no ser tan pesada 🤗.

 

8 pensamientos en “Feliz cumpleaños: bienvenida preadolescencia

  1. Mi hijo este año cumpirá ya 10 años…y de momento la preadolescencia aún no ha llegado…aunque no creo que tarde.
    Los peques son nuestros grandes maestros de vida. Y Elliot tendrá su gran fiesta más adelante. De momento la que le habéis montado mo está nada mal!
    Un abrazo

    1. Elliot es muy terco desde pequeñito, yo creo que siempre ha sido tan independiente que también eso ha hecho que le aflore antes la preadolescencia.
      Y el cumple ha estado mejor de lo que esperábamos. Un abrazo

  2. Ainsss cielo, que miedo me da la adolescencia. Yo aun estoy en los 4 años y estoy hiperventilando. Así que mucho animo y ya recurriré a ti cuando me llegue el momento, jajjaja
    Besos enormes. Y felicidades de nuevo al mozalbete y me alegro que se lo haya pasado genial aunque en petit comité. Los niños a veces nos dan unas sorpresas que para qué.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Scroll hacia arriba