Existen las crisis de lactancia
Blog de Maternidad,  Lactancia

¿Existen las Crisis de lactancia?

Hoy vengo aquí a quejarme un poco, porque estoy hasta el moño de las famosas crisis de lactancia. Porque, de verdad existen las crisis de lactancia?? Que si quieres que te diga la verdad, creo que son más de crecimiento que de lactancia, propiamente dicho. Y esto es así, porque cuando hablo con otras madres sobre este tema, les pasa algo similar y no le están dando leche materna. Así que, yo me pregunto…

¿Existen las Crisis de Lactancia?

A ver una cosa, antes de que el gallinero rechiste, no soy ni médico ni nada por el estilo, solo una madre un poco quisquillosa con la terminología. Unos dicen que son de crecimiento, otros que son de lactancia. Pero en el último de los casos es solo si le das teta. A ver señores/as, ponerse de acuerdo, que no está la vida de las madres que no pegamos ojo para estos líos.

Ya lo comentaba una compañera bloguera en su blog Madre de dos, en un post Sobre la lactancia artificial. Los brotes de crecimiento son iguales tanto para bebés de teta como para los de biberón. O sino, que se lo pregunten a ella.

Pero vamos a profundizar más, voy a explicar lo que hay escrito hasta ahora de las crisis de lactancia o brotes de crecimiento.

Crisis de lactancia o brote de crecimiento

Etapas

Entre los 15-20 días

En las primeras semanas desde el nacimiento, el bebé empieza a mamar de manera más continúa, o a pedir biberón más seguido. Solo está intentando ajustar la cantidad que toma de leche y suele durar dos o tres días.

Entre las 6-7 semanas

Sobre el mes y medio de vida, el bebé parece nervioso e irascible. Es porque comienza a demandar más alimento, ya que está pegando el estirón.

A los 3 meses

Esta es la más difícil de llevar, ya que es la más duradera. Más que nada porque parece que se juntan varios factores. Como por ejemplo, que el bebé esté más espabilado y se despiste más al comer. O porque deja de ganar peso. También, si das pecho, los notas más vacíos y crees que se te está yendo la leche. En fin, que pasas un mes aproximadamente, desquiciada pensando que algo va mal. Y nada más lejos de la realidad, es muy normal por todo el proceso de crecimiento que está pasando tu bebé. Solo hay buscar un lugar tranquilo para que el bebé coma, y aunque sea complicado, tener paciencia.

El primer año

Al llegar al primer año de vida, el niño/a empieza a comer menos, ya que llegados al año echa el freno. No hay que asustarse, solo llevar un control. Sí, ya sé que es más fácil decirlo que llevarlo a cabo. Pero es que, en realidad es lógico que el niño/a esté con menos apetito en ciertas etapas de su vida.

Hacia el segundo año

Aquí disiento un poco, puesto que mi hijo cuenta ahora mismo con año y medio, y a mi entender está en plena crisis del segundo año. En esta etapa es todo muy relativo. ¿Qué quiero decir con esto? Que en esta fase estamos ante una crisis o brote de crecimiento en la cual el niño/a lo que demanda es más atención. Asimismo, cuando el niño/a pide teta, en mi caso por ejemplo, la demanda con exigencia. Además, quiere estar de nuevo más pegado a mí, si cabe. No obstante, en el caso de no estar con pecho, la necesidad de apego es la misma.

Toda esta información es orientativa, porque hay que entender que cada bebé va a su ritmo y no todos pasan por lo mismo. Mi hijo, sin ir más lejos, a mi parecer las ha pasado todas. Incluso, me atrevería a decir que ahí faltan algunas entre medio.

Falsas Crisis

Pues no, las de en medio son las falsas, vamos, que creemos que están pasando por unas pero no. Son las siguientes:

A los 4 meses

Cuando los bebés cumplen cuatro meses experimentan nuevas fases de sueño. Así que, no es de extrañar que parezca una crisis, pues vuelven a cambiar los horarios de descanso, y por ello creemos que tiene que ver con las tomas.

A los 8 meses

Hacia los ocho meses, pasa más de lo mismo. Al comenzar con la etapa donde empiezan a darse cuenta de que te separas de ellos, aunque sea irte a otra habitación. Creen con esto que van a perder a la madre y se angustian. La llaman «la etapa de la angustia por separación». Es por eso que piden más teta, o simplemente estar pegaditos a tí.

Mi experiencia

Mi experiencia con las crisis de crecimiento de mis tres hijos fueron muy diferentes. Por eso me he atrevido a escribir este post explicando un poco desde los dos puntos de vista.

En el caso de mi hijo mayor, con la lactancia mixta hasta los seis meses, las crisis pasaron de manual hasta los seis meses, luego ya no tanto. Era un niño comilón, y la verdad que no observe gran cambio entre el año y los dos años de vida.

Con mi segundo hijo pasó un poco de todo, es decir, no noté como tal las crisis del principio. Pues la tortura de los cólicos del lactante duró hasta los cuatro meses. Y finalmente, los brotes estuvieron presentes muy sutilmente.

Y por último, con mi tercer hijo estoy teniéndolas todas, así que creo que existen las crisis de lactancia, muy a mi pesar. Pero las voy sorteando con mucha paciencia y el apoyo de mi marido.

Conclusiones

Después de una breve pero intensa reflexión, he llegado a la conclusión de que sí existen las crisis de lactancia. Pero siempre con unos cuantos matices, por supuesto. Siempre teniendo en cuenta no generalizar, es decir, que si das la teta, o por el contrario, el biberón, dichas fases van a ocurrir, o no. Pues, como dije antes, cada niño tiene su propia sintonía, así que no desesperes. Y sobre todo, busca apoyo, es la mejor solución para no pasarlo sola.

Si has pasado por las llamadas crisis de lactancia o brotes de crecimiento, o tienes alguna duda, deja un comentario. Siempre será bienvenido.

comentarios

  • Taisa

    Uf, yo las recuerdo terribles también. Sobre todo con la pequeña, y mira que ya sabía de qué iba el tema de sobra…

    Aún así las pasé canutas. Sobre todo, porque no había manera de que cogiese el chupete… Yo no tenía intención de dárselo más que para emergencias. Y de hecho, hasta la primera crisis a las 2 semanas no tuve necesidad. En ese momento, y en las siguientes crisis… hubiera dado lo que fuera porque se enganchara al chupete un ratito xDDD Pero nada!! Le daba arcadas.

    Así que me tocó aguantar mecha, porque además esta era de comer hasta hartarse, y lo echaba, y quería más… Y en la de los 3 meses, se revolvía que parece que le saliera vinagre en vez de leche y le estuviera desagradable!! Pero no… ella ahí seguía enganchada. 😛

    Son duras las crisis… pero sabiendo lo que son, sabes que se pasan y ya está. Cuando no sabes lo que es, es que piensas de todo. Realmente una vez pasas la crisis de los 3 meses la lactancia ya suele ser todo un paseo. Aunque siempre hay excepciones.

    • Madredetres

      Yo quiero pensar que es por la lactancia materna prolongada, porque con mis otros dos hijos las crisis no fueron tan incisivas. Supongo que tb el carácter, no todos los niños son iguales . Lo del chupete me pasó más o menos lo mismo con el peque, al principio le compré unos cuantos para poder ponérselos pasados el mes y así poder establecer bien la lactancia primero. Pero luego no hubo manera, se provocaba, en cambio, los otros no tuvieron problema alguno con la chupa. Y ahora estoy intentando tener paciencia, sobre todo por las noches que se pega y ahí está horas pegado . Es lo que toca, sé que es una etapa y se pasará, por eso estoy tranquila. Un abrazo y muchísimas gracias por leerme.

  • Mi Mama es Novata

    Qué post tan completo e interesante! Con mi hijo mayor y la inexperiencia si que noté estas «crisis» más acusadas, cualquier cosa que se salía de lo habitual ya me alarmaba y me hacía preocuparme. Con el segundo estoy viviendo esta etapa mucho más relajada. Pasa rachas más demandante y otras menos, pero ya no me preocupa. Paciencia y darle lo que necesita en cada momento.

    Un beso!

    • Madredetres

      Gracias por el cumplido! Sí es cierto que cuando eres primeriza y no estás bien informada, como me ocurrió a mí con el primero, te preocupas, tiras de biberón, e incluso abandonas la lactancia. Pero, es lo que dicen, la experiencia es un grado, y aunque debería de haber más información y apoyo, tanto desde las instituciones, como a nivel social, los segundas lactancias siempre son más llevaderas. Un beso y muchas gracias por pasarte

  • LaDevoraCuentos

    Creo que lo que hace interesante precisamente a los blogs de maternidad, es que la madre REAL que hay detrás de él cuente su experiencia. Porque al resto de madres nos gusta saber cómo sienten y piensan otras madres, y buscamos precisamente eso: experiencias reales. Así que creo que es genial que cuentes tus experiencias tal cual las sientes y vives.
    ¡Me gusta tu estilo! Un abrazo, Telva.

    • Madredetres

      Muchas gracias Dévora☺️. Ese es mi objetivo, compartir mi experiencia con otras madres que se puedan sentir del mismo modo que yo, y además así me desahogo go un poco tb, que bien que me hace falta. Un beso muy grande.

  • Violeta Jimenez

    En mi caso sí que las hubo y gracias a dios que las conocía, porque si no hubiera dejado la lactancia ante la primera crisis creyendo que no tenía leche. Lo típico.
    Un beso enorme

    • Madredetres

      El mío está comenzando con la de los dos años, y eso que tiene 21 meses, creía que al año y medio estaba sufriendo alguna, pero que va, este niño entre que demanda en extremo y que parece que siempre está en plena crisis me tiene agotada. Pero sí, menos mal que las conozco y se lidiar con ellas, que si no.
      Un abrazo enorme.

Me encantaría saber lo que piensas, así que no te cortes y déjame un comentario!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: