Colegios públicos vs concertados
Educación,  Maternidad

Colegios Públicos VS Concertados

Mi experiencia personal me dice que puedo hablarles tanto de los colegios concertados como de los públicos, pero claro, con unos cuantos años de diferencia. Y eso es porque, mi hijo el mayor estuvo en colegios públicos (y lo pongo en plural porque el pobre estuvo en tres), y el de ocho años lo tengo en colegio concertado. A continuación, te cuento las diferencias entre los colegios públicos vs colegios concertados.

Mi experiencia en los Colegios Públicos VS Concertados

Hay varios factores por los que debemos pararnos a pensar antes de elegir colegios públicos vs concertados para nuestros/as hijos/as. El elemento primordial es el nivel educativo y los valores que en cada modalidad se impartan.

Personalmente tengo algo de experiencia en la educación pública gracias al mayor de mis hijos. He de decir que terminé muy decepcionada por el nivel tan bajo que observé, y por la dejadez de algunos profesores hacia los alumnos. Sin embargo, la impresión que me llevé no la acato solo a los profesores, sino, a la administración de los centros.

No quiero que creáis que estoy en contra de los profesores de la pública. También di con unos cuantos que sí que se preocuparon por la trayectoria de mi hijo, y sentí que de verdad hicieron una gran labor.

Mi experiencia en la modalidad concertada es reciente, se ha dado con el mediano de mis hijos. A día de hoy, de lo único que me puedo quejar es de todo lo que hay que pagar. Pero, por lo demás, la atención que le ofrecen a mi hijo, el nivel de aprendizaje respecto a la pública, y los valores. Todo el conjunto es merecedor de ser valorado y tenerlo en cuenta a la hora de la elección.

Elementos Colegios Públicos VS Concertados

Las Cuotas

Las diferencias son varias, en primer lugar, que en la pública no se paga cuota (sí, la polémica cuota «voluntaria») y en la concertada si.  

Respecto a este punto he de decir que tengo sentimientos encontrados, pues por una parte, es cierto que según la  Ley Orgánica 8/1985, de 3 de julio, reguladora del Derecho a la Educación, no se pueden cobrar dichas cuotas. Y por otra, creo que estas cuotas ayudan de alguna manera al colegio para que mi hijo tenga mejores atenciones.  

Ya se que esto último suena mal, pero después de llevar unos cuantos cursos en la concertada es lo que saco de la experiencia. Las cuotas de los colegios concertados donde yo vivo suelen oscilar entre los 25€ a 30€ mensuales.

Los libros

La siguiente diferencia viene dada con los libros de textos. Mientras que en la pública existen las becas para la compra de los mismos o el préstamo. El préstamo consiste en que el gobierno les da una ayuda al colegio, que ellos mismos solicitan, y ya directamente se encargan de realizar el préstamo a los alumnos.  

En la concertada te lo comes tu con papas, porque el colegio no te brinda la oportunidad de solicitar becas, ni tampoco se mueven para solicitarlas (por lo menos en el colegio de mi hijo). Y todo esto incrementa unos 300€ anuales.  

Si sois de Canarias, aquí tenéis la información sobre el procedimiento que tienen que llevar a cabo los colegios para el préstamo de libros que suele salir sobre mediados de junio. Y a nivel estatal están las del Ministerio de educación, que según la enseñanza tienen diferentes becas que puedes solicitar.

El Comedor

Y ahora hablamos de uno de los elementos que más encarece el total gastado en la enseñanza concertada, el maravilloso comedor. Quien no tenga más remedio que tener a sus hijos/as en el comedor, ya tiene que ganarse los cuartos muy bien, porque por cada hijo/a se va a gastar entre 100€ y 150€ al mes.  

Mientras que en la pública, yo en su día, la cuota máxima que se pagaba rondaba los 50€, y eso con rentas bastante altas. Y se de buena tinta que no ha subido en gran medida.

Los Uniformes

Otra pieza clave en los colegios son los uniformes. En los públicos solo tienes que comprar un  par de chándales y unas cuantas camisetas. Además los sueles encontrar en tiendas especializadas a precios decentes.

En cambio en los concertados, a parte de los chándales para la gimnasia, encima hay que comprar el uniforme de bonito (como le decimos aquí). El cual, consta de pantalón de pinza, camisa, rebeca y corbata (en todos lo coles concertados no tienen tantos elementos). A todo esto hay que sumarle los zapatos y playeras para la gimnasia.

Las Actividades Extra-escolares

Vamos con las actividades extra-escolares que imparten en los colegios. En el concertado de mi hijo por cada actividad hay que pagar la cantidad de 30€. Suponiendo que en casi todos los concertados sea así, que me huelo que si, seguimos sumando.  

En el público, cuando mi hijo el mayor cursaba primaria, estuvo apuntado en varias y en ninguna tuve soltar ni un euro. Es verdad que la calidad de la actividad de música a la que mi hijo asiste, en comparación con la que era impartida en el público de mi otro hijo, difiere bastante. Ya que en el concertado es impartida por un profesor de música titulado, mientras que en el público, la daba un antiguo alumno que tocaba varios instrumentos.

Los Horarios

Finalizamos con los benditos horarios, sí, así es, los horarios que nos traen a más de una de cabeza. En los concertados de mi zona el horario es partido, normalmente suelen estar desde las nueve de la mañana hasta las cuatro o cinco de la tarde. Con un descanso de un par de horas y media, o tres al mediodía de lunes a jueves, exceptuando el viernes que es hasta el mediodía.  

Como ya sabemos de buena tinta, los horarios de los públicos son de turno corrido. Desde las ocho y media de la mañana hasta la una y media del mediodía.  

Yo personalmente prefiero el turno partido. Por eso, y por unas cuantas cosillas más, elegí el colegio concertado para mi hijo de ocho años (y también para el pequeño, que va de cabeza en un par de años😜). Y, ¿por qué me gusta más? Porque creo que, mis hijos al no llevarlos al comedor, hacen un descanso al mediodía que les viene bien.

Y eso ha sido todo por hoy, mi pequeño análisis sobre colegios públicos vs colegios concertados. Aunque me haya liado un poco, creo sinceramente que, hoy en día hay que pensarse mucho donde matricular a nuestros hijos/as. Asimismo, valorar cada punto con sus pros y sus contras. Con la experiencia del primer hijo pude barajar las dos opciones y elegir la que creí más conveniente.

Si tenéis alguna sugerencia o duda respecto a mi experiencia en la educación de mis hijos, no dudes en dejar un comentario, será siempre bienvenido.

Soy una canaria de 38 años, mi nombre es Telva, tengo tres hijos, uno de 21, otro de 8 y el peque de 1 año. Me gustaría transmitir mis inquietudes en mi blog para que así me conozcáis un poco más.

Me encantaría saber lo que piensas, así que no te cortes y déjame un comentario!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: