Amamantar a mi bebé
Colaboraciones

Amamantar a mi bebé, mi experiencia con la lactancia: por Alicia de AI LOVIU

Hoy tenemos una colaboración muy creativa con la diseñadora de Ailoviu.net que comenzó a crear como hobby unas láminas personalizadas para amigos y familiares y ahora tiene su propia marca. Ella nos va a contar su experiencia con la lactancia materna y cómo ha sido amamantar a su bebé.

Si quieres conocer más sobre la invitada de hoy, puedes seguirla en las redes sociales aquí:

Facebook: @AiLoviu.shop

Twitter: @ailoviu_shop

Instagram: @ailoviu_shop

Pinterest: @AiLoviu_Shop

Te dejo con una nueva experiencia sobre lactancia materna.

Aquí tienes todas la Colaboraciones en Madredetres

Amamantar a mi bebé

Amamantar a mi bebé es lo más maravilloso que me ha pasado, pero también es una experiencia difícil y sacrificada. Si todo marcha bien, la lactancia puede ser lo mejor que te pase, pero en algunos casos no resulta fácil. Por ello, es importante buscar ayuda y hablar de ello y así convertir la experiencia en algo muy bonito. Es importante hablar con naturalidad y compartir las historias sin tabúes. Por eso, quiero contar mi experiencia con la lactancia materna.

Es importante tener a un profesional que te pueda acompañar y asesorar con todas las dudas que surgen a lo largo de la lactancia Clic para tuitear

Conexión especial

Cuando mi bebé me mira, la conexión es especial y su sonrisa es la más bonita cuando se acerca a mamar. Pero también he aprendido durante estos seis meses que la lactancia materna exclusiva es complicada, muy complicada. Los primeros días no me cogió bien el pecho y me salieron grietas. ¡Qué dolor cada vez que quería mamar! Además, me dio una contractura en la espalda y casi no me podía mover. 40 grados en la calle y tenía que poner una almohada de calor para poder llevar el dolor. Pero persistí en el intento y, al final, las heridas se curaron y agarró bien el pecho.

Los primeros días son para conocerse mutuamente, aprender a interpretar lo que le pasa al bebé para saber que quiere mamar. La lactancia es a demanda, así que cada vez que tenga hambre hay que ofrecerle el pecho. Algunas de estas señales pueden ser llevarse las manitas a la boca, buscar el pecho, mostrarse molesto o, incluso, llorar.

Amamantar fuera de casa

Amamantar a mi bebé fuera de casa supuso un problema durante los primeros días. Una vez que las dos nos adaptamos, la conexión fluyó entre ambas. Lo único que he tenido que adaptar mi ropa. Camisetas o jerséis que pueda levantarme o vestidos y camisas con los que me pueda desabrochar algún botón para sacar el pecho y que mame.

Incorporación al trabajo

Incorporarme al trabajo no ha supuesto grandes problemas porque tengo la fortuna de trabajar desde casa y compatibilizar horarios con mi pareja. Uno de los motivos que me llevó a emprender y crear la tienda online de láminas personalizadas, AI LOVIU, fue poder seguir cuidando de mi bebé. Así que he podido seguir sin problemas con la lactancia materna exclusiva. Pero sé que en muchos casos, la mayoría, sí lo es. La baja de maternidad se hace corta y muchas mamás tienen que dejar la lactancia exclusiva, coger una excedencia o, incluso, dejar de trabajar para poder seguir amamantando a sus bebés.

Gala ya tiene 6 meses y va a comenzar con la alimentación complementaria, pero me gustaría continuar con la lactancia materna todo el tiempo posible.

Mi experiencia con la lactancia

Cada experiencia es única y personal, pero tal vez si contamos nuestra experiencia con la lactancia materna, podamos ayudar a otras mamás. Mi consejo es tener paciencia, disfrutar de cada momento porque todo pasa muy rápido. Es importante tener a un profesional que te pueda ayudar y asesorar con todas las dudas que surgen a lo largo de la lactancia. Pero, sobre todo, al comienzo.

Hoy miro atrás y volvería a pasar por todas mis experiencias, aunque algunas fueron duras, me ayudaron a crecer, superarme y creer en mí. Después de todo, puedo decir que amamantar a mi bebé es lo más bonito que he vivido. Ver la sonrisa de mi bebé mientras mama, el cruce de miradas entre las dos, tan único especial o la leche por la comisura de sus labios… me hacen sentirme afortunada.

Si quieres contar tu experiencia con la lactancia materna no dudes en ponerte en contacto conmigo aquí.

comentarios

Me encantaría saber lo que piensas, así que no te cortes y déjame un comentario!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: